Como afrontar situaciones navideñas típicas cuando no tienes casa pero sí un Ikea cerca

Hace ya nanolustros que no uso este canal de comunicación. Milidecenas de tiempo que no escribo un poco,y ya está bien. Sois muchos los que en mi imaginación me habéis mandado correos pidiéndome que ampliara el cómo ser un #HomelessChic. Repasemos el concepto:

Un homelesschic es aquella persona que aún no teniendo donde caerse muerta vive con gran dignidad y es capaz de separar su drama personal de su forma de vida.

Como bien sabéis, IKEA ha ayudado mucho a los que somos homelesschic, porque al ser la tienda de decoración con mayor realismo a la hora de reproducir hogares es también la que más nos ayuda a olvidarnos que no tenemos casa y podemos pasar horas en la tienda jugando a ser personas de bien y simulando felicidad, pero también drama.

Veamos algunos ejemplos típicos de situaciones navideñas y consejos de cómo afrontarlos ejemplificando incluso con imágenes esta vez (gracias @ocnebius y @raquelborrallo).

1 – Llorar porque todas tus amigas tienen pareja y tú ni tienes pareja ni amigas.

Gracias a las recreaciones muy logradas de un salón en muchas tiendas, los decoradores hacen posible que llores aún cuando hay gente mirando, porque tu dolor será realista. Agarra una copa vacía y derrama lágrimas en ella. Cuando la copa esté llena para, levántate, y vete. tu frialdad será aplaudida.

2 – Hacer como que sigues siendo alguien importante

Si echabas de menos esa mesa ostentosa que decorabas cuando tenías casa, no te preocupes. Ocupa el puesto que te corresponde y simula que todavía eres alguien. Habla con tus invitados imaginarios, no pierdas las dotes sociales que adquiristes con los vivos porque cuando dentro de poco la inanición te matará y podrás ser un espíritu muy sociable en el más allá.

3 – Esperar regalos de tu pareja, a la que impresionaste por tu solvencia económica.

Hubo una época en la que cuando tenías pasta y solvencia, eras más atractivo, y conocías por tanto el veradero significado del amor. Ahora tus ojeras y las lágrimas han pasado factura a las bolsas de tus ojos y aunque y no brillas con luz propia (por lo que tus adornos tienen que brillar más que tú) no quiere decir que no puedas poner cajas de regalos vacías, que simbolicen que hubo un tiempo en el que tu valía se medía en regalos. Además, al abrirlos y ver que no hay nada, tendrás una desilusión tal que ese realismo te ayudará a afrontar la cuesta de enero con una sonrisa, porque no tienes propiedades más allá de los trapos que tus padres te compran (por compasión). Si no tienes la fuerza mental suficiente, siempre ayuda poner un marco de fotos con desconocidos sonrientes, que eso nunca viene mal.

4 – Expresar mediante lenguaje corporal el amor hacia tus congéneres

Hubo un tiempo en que tu familia todos os llevávais bien. Ahora como estás endeudado y a todos les debes dinero y distintos favores moralmente dudosos, te falta ese toque humano del que en otro tiempo hacías gala. No lo dudes, si mientras estás fingiendo vivir en un escenario de una tienda se acerca a alguien a mirar el precio de un mueble, no dudes en acercarte a esa persona. Si no despiertas el horror en su mirada, significa que dentro de él habita la compasión, que es tu fuente de vida. Aprovéchalo y acércate todo lo que puedas. Lo mismo algo cae, y te recuerdo que los escrúpulos se los llevó el banco cuando te dejó sin nada.

5 – Aprovechar los días fríos para ser más culta y peliculera.

Las fiestas navideñas, con aquello de que cuando se celebran por esta parte del mundo coincide con el frío, es una época estupenda para estar en un biblioteca personal leyendo libros y tomando té, cultivando tu imaginación leyendo historias sobre mundos desconocidos. Todo eso ya no existe, y lo único que te queda en las manos es ese libro sueco que has cogido de una estantería de IKEA. Como no puedes disfrutarlo, al menos fíngelo.

6 – Planear un asesinato

Urdir planes maléficos ha sido siempre tendencia en navidad. Aunque ya no tengas una chimenea propia donde invitar a tu futuro cómplice de crimen, hay mil sitios donde transferir la experiencia y hacer viable ese crimen que tantas crisis nerviosas te ha costado. No dejes nunca de aderezar tus reuniones criminales con una copa de alcohol, porque brindar es algo que siempre queda bien cuando se quiere ser un delincuente de alto copete.

7 – Ejecutar un asesinato

.

En lo que es ejecutar el crimen, aprende de tu nueva faceta de homelesschic y aprende a ejecutar las cosas con lo básico. Sólo una advertencia, antes en tu casa convertirte en un futuro perseguido de la justicia lo tenías más fácil. Ahora podrás ser más peliculero y poner morritos a la hora de intentarlo, pero no podrás porque estás en una tienda y hay cámaras observando, aunque si t crees que eres un poco Lady Gaga y piensas que tienes derecho a tu propia versión del vídeo Paparazzi, lo mismo no puedes frenarte. Pero te congerán y te llamarán loca, ya depende de tí.

8 – Escuchar las críticas de tu cómplice por la mala ejecución de un asesinato.

Aunque no lo parezca, hay gente que en Navidad lo pasa mal. Incluso nosotros mismos a veces lo podemos pasar mal. Una vez que hemos ejecutado un crimen, surge la incómoda tensión en la que tienes que escuchar todo lo que tu cómplice flojo no ha hecho pero que te hecha en cara. ¿Hora de otro crimen?

Anuncios

Empinar el codo para tener mayor éxito social

Hace días, ya casi meses, que no escribo nada. Hace meses que pienso en escribir un post que realmente identifique algún problema real de la sociedad, y he pensando que hablar de beber alcohol en público es algo que siempre ha sido tendencia y que sería bueno hablar ya de ello y sentar bases al respecto.

Siguiendo mi propio consejo, a las cinco de la tarde alzo ya mi copa de Martini mientras espero a mis amigos

Cuando hablamos de empinar el codo, quiero que quede claro que no tiene pq ser alcohol, pero si parecerlo. Aquí tomaremos de referencia la frase:

Un drama que nadie ve, es menos drama.

Pues cuando necesitas beber alcohol es lo mismo. Emborracharte en casa como una borracha cincuentona dejó de ser in en los años 20, y ahora lo que se lleva es que seas una borracha integral pero rodeada de gente, e ir muy mona claro, que ser beoda no está reñido con ser cateta.

Os doy unos consejos para llevar la embriaguez con estilo y estar a la moda de todas esas grandes borrachas y borrachos, ejemplos del éxito social como Lindsay Lohan o Britney Spears.

Lindsay Lohan siendo ayudada por un buen amigo, cuando se cayó al suelo de una fiesta por ir totalmente borracha. Apreciad que además ser beoda, va muy bien conjuntada, lo cual da dignidad a su embriaguez.

SI NO BEBES. Si eres de esas personas, como decirlo…. un pelín frikis de las que no beben nunca, has de saber que la sociedad está contra ti y eso no puede ser. Tienes que ser como ellos quieren que seas, que es la base de toda la felicidad aunque conlleve la perdida de tu personalidad. Mi recomendación, es que cuando quedes con tus amigos, llegues antes de tiempo al bar, pidas un vaso de agua fría pero que te lo sirvan en un copazo con hielo y algún adorno frutal comestible, y cuando lleguen tus amigos, indica que has empezado con el vodka o la ginebra antes de tiempo. Todos aplaudirán tu fortaleza al querer ser más beoda que nadie y además como el ser humano es por naturaleza competitivo, todos querran igualarte y verás como ellos se ponen pedo antes que tú, que bebes agua en copa elegante, y podrás aprovechar esa ventaja con lo cual podrás abusar de ellos a tu antojo (p. ej, haciendo que te paguen las copas, aprovechar y tocar nalga ajena entre risas, desvelar secretos y limpar tu conciencia)

en la aclamada serie Mad Men, podemos malinterpretar la moraleja y aplicarnos el cuento: a más bebas más éxito profesional tendrás, aunque tu vida personal quedará arruinada, pero nadie lo verá así que no importa

SI BEBES, el mundo es tuyo. Mad Men nos enseña que el alcohol te proporciona éxitos profesionales y destruye tu vida personal, algo que viene estando sobrevalorado desde que se inventó el individualismo. Empinar el codo es una técnica que ha de estar muy depurada, ya que no todo vale y todo tiene un protocolo. Por ejemplo, el primer consejo que te doy es que dividas el día en 3, y de esas tres partes, 1/3 la pases sobrio, y 2/3 ebrio. Mi recomendación es que 1/3 te coja por la mañana, ya que lo óptimo es empezar con los licores suaves a las 10, y a las 12 empezar con los aperitivos (p. ej, Martini). Por supuesto este horario tiene que ser riguroso y nunca hacerlo sólo. La botellona es un fenómeno que aunque carece de glamour nos enseña la valiosa lección de que la cantidad no está reñida con la sociabilidad. A más bebas, más sociable serás ¿no es maravilloso? Lo único que tienes que controlar es que seas sociable con un grupo in, que caer borracho en el banco de un parque no es tendencia, más bien es casposo; por lo que es importante que cuando empines el codo, cojas de referencia algún elemento al que no perder de vista, y que ese elemento sea algo sencillo (p. ej, un colega).

Pero lo que no hay que hacer bajo ningún concepto, mientras se está borracho o se simula, es estar cerca de diversos objetos o situaciones, por lo que si podemos evitarlos cuando estamos sobrios mejor:

  1. Rotuladores. Todos llevamos a un artista dentro, y mantenernos alejados de estas brochas del diablo hará que no perdamos más amistades porque cuando cayeron al suelo la noche anterior le pintamos en la frente “inserta tu pene aquí” o “putón“.
  2. Teléfono móvil. Todos llevamos un duende de la sinceridad dentro, y cuando estamos ebrios es muy fácil que ese duendecillo salga y escriba sms (ahora mensajes de whatsapp) con textos del tipo “sé que te hice daño, lo siento y dame una oportunidad,nunca olvidaré tus besos“. Lo positivo de escribir estas mariconadas de alto grado es que al día siguiente el destinatario te habrá respondido con un “vete a la mierda” tan épico que te sobrarán los motivos para que tu ángulo de empinar el codo la noche siguiente crezca un 200%.
  3. Pelucas. Todos llevamos un travestí dentro, el mantenernos alejados de estos elementos hará que no nos veamos al día siguiente en vídeos de youtube cantando el “Far l’Amore” de Raffaella Carrá.

Espero que estos tips sobre cómo llevar con dignidad tu embriaguez te ayuden a superar esos tragos del día a día. Un fuerte abrazo.

El drama social de vivir en una ciudad de modernas y no serlo

A menudo me llegan miles de emails (uno es así, celebrity) y mis lectores, que son millones en mi imaginación, tienen el frecuente problema de ser pobres. Cuando digo pobres no digo pobres de los que Disney hacía películas en sus inicios (¿la dama y el vagabundo?), sino de esos pobres que aunque tienen para vivir, no pueden costearse el alto estilo de vida para el que predestinadamente fueron creados.

Indicios de que el ambiente de modernas afecta a una persona normal

Indicios de que el ambiente de modernas afecta a una persona normal

Esta generación de homeless-chic que en la que se configura mi masa lectora, de vez en cuando, hay alguien que se ha ido a una ciudad de modernas cuando para nada esa persona lo es. Dichas personas, que nadan en un mar de modernas, ocuparan mi artículo de hoy.

Incluso yo, a veces he sentido la necesidad de ser moderno, por la influencia de otros modernos de mi alrededor, adoptando la Actitud-Gaga: cualquier cosa vale

Hay ciudades más de modernas que otras. La ciudades a donde van las modernas no se han construido a base de la historia, los hechos o las tendencias, sino que se construyen por la tontería, esto hace que cualquier ciudad sea de modernas (en adelante, CDM) ya que las CDM las hacen las modernas que la habitan.

Las pintadas antimodernos empiezan a proliferar. Esta, encontrada en una calle cercana a la zona de la Alameda, la zona moderna de Sevilla

Podemos identificar una CDM cuando una moderna que conozcamos diga estas frases (el nombre de las ciudades puede variar):

  • París es otro rollo.
  • Si quieres ver musicales, Londres es tu hogar.
  • Madrid es el caldo de cultivo donde crece mi creatividad.
  • Aqui en Sevilla despierta todo lo bueno que no soy en mi ciudad.
  • Barcelona tiene mucha más superficie escénica que donde viví.
  • Bruselas me hace sentir lo que siempre me faltó.
  • Amsterdam ofrece tanta cultura que a menudo me siento afortunado.

Estas frases son las que construyen una CDM, y claro, tú como no-moderna tienes que utilizar técnicas de distracción porque tu drama social va mucho más allá, porque tú, inadaptado, no te integras, eres la escoria social de los hypsters de tu barrio.

modernas anónimas

A las modernas no les importa enseñar el sobaco, porque el sobaco siempre es tendencia

¿Qué hacer? Muy fácil amigos míos. Para vivir en una ciudad de modernas no siéndolo, la receta el éxito consiste en volverte radicalmente moderna: ser anti-moderna.

¿Cómo ser anti-moderna? Si Patrick Geddes definió el Think Global, Act Local a principios del siglo XX, tú tienes que darle la vuelta y hacer lo contrario: piensa local, actúa global; o traduciendo más vulgarmente: que todo el mundo vea de dónde vienes.

Así, dejarás claro a esas modernas incómodas que te rodean, que no sólo eres no-moderna, sino que además estás orgulloso de tu pueblo o de tu ciudad. Ellos, las modernas, se quedarán picuetas y podrás darles una bofetada de impacto porque nunca se imaginarán que estés orgulloso de donde vienes, ellos, que hasta se han puesto nombre artístico en su nueva ciudad.

Para llevar a cabo este singular cometido de destruir modernas, haz con ellos lo siguiente:

  1. Organiza días de tu tierra. Una moderna que se precie JAMÁS se sentirá orgulloso de su localidad, e intentará disimular que es de Albacete así le cueste un estrangulamiento con un falso bolso de Marc Jacobs. Por tanto, si por ejemplo eres andaluz, invita a tus amigas hypsters a una sesión de chill-jazz y cuando estén todas sentadas ponles un disco de Raya Real y entona la canción “La Novia del Campesino” mientras decoras las paredes con farolillos. Su cara irá de la pokerface a la deathface y nunca más volverá a invitarte a ninguna de sus raves en sus apestosos pisos de estudiantes en alguna zona de modernas de la CDM pertinente.
  2. Desea y posee todo lo que una moderna odia. La moderna de pro siempre va en taxi, pero ella odia el transporte rodado. La moderna culta nunca ve películas pero si ve series. Lamoderna in no tiene reflex, tiene instagram en el iPhone. Déjalos KO con la siguiente receta: diles que vas a hacer un viaje para cultivar tu interior y de repente móntalos en un coche, en hora punta, camino a un centro comercial, y expresa tu deseo de mirar ofertas y comparar precios. Tu vulgaridad derretirá su lánguida figura y jamás querrán volver a estar a tu lado en un viaje más allá de cruzar el paso se cebra.
  3. Busca algo que te haga diferente. Una moderna usa pantalón de pintillo de colores porque las demás modernas lo usan. Salen en fotos pero siempre mirando hacia abajo en plan “estoy cansado de esta vida de sufrimiento” porque las demás modernas también lo hacen. Puedes diferenciarte de ellas saliendo sonriendo en las fotos, mostrando que eres optimista y que incluso si te lo propones, puedes comprar ropa en algo tipo Primark.

Y siguiendo estos sencillos pasos, mi querido lector, que vives en un océano de modernez siendo tú la mancha de aceite que ensucia, encontrás la salida, y podrás vivir en paz, acorde con tus principios. Un cálido abrazo.

Pd: le dedico este post a mi querido amigo Manolo, que lo mismo después de esto no lo es ya tanto.

Homeless-chic

Querido lector:

Si eres una persona que se cree con una vida interior, huye de esa idea y sé lo que el rebaño quieres que sea, y hoy en día, la tendencia es ser “homeless-chic“, una nueva forma de vida que se está imponiendo y que está avalada por los mercados bursátiles decadentes y los políticos de España.

Ser homeless-chic es maravilloso, es un nuevo estatus de vida, una forma de ver el entorno mucho más creativa y dinámica que todo lo anterior conocido. Seguramente tendrás una carrera universitaria, y tus padres aún te mantienen, mientras que tu día a día se basa en actualizar infojobs para ver si te han escogido de una oferta de trabajo.

Si esa es tu rutina, quiero que sepas que eres afortunado. Miles de españoles ya siguen esta tendencia y miles de ellos han encontrado en las sustancias psicotrópicas salidas más que acertadas a esta situación, así que si tienes una copa a mano, y algún licor, es momento de empezar a beber.

Homeless-chic es un estado de la vida en el que tienes todo para ser feliz y encumbrarte al éxito, pero el momento actual hace que solo recibas a cambio palos e incomprensión. ¿Quieres una casa propia? no es posible querido lector, pero sin embargo, puedes irte a Ikea, y pasar largas tarde jugando con tus amigos a cómo sería vuestra vida emancipados, y te lo pasaras teta.

Ser homeless-chic a pesar de destruirte la mente, por un estado depresivo constante, consigue que siempre luzcas estupendo, porque en esta constante incertidumbre de no saber cúando te llamarán para un trabajo, tu físico luce mejor que nunca, siempre estás delgado y a causa del hambre que pasas y las disenterías esporádicas por ingerir productos que llevan meses en la nevera pudriéndose luces un maravilloso abdomen plano, y otras veces, hinchado, que exteriormente se asociará a un embarazo piscológico o a gases, y serás siempre tema de conversación porque te tomarán por loco o por comer ovíparamente.

Aparte de estas evidentes ventajas, los Homeless-chic tenemos una forma de ver la vida muy estupenda que coolhunters de todo el mundo están dando a conocer. Esta forma de vida consiste en añadir lujo y ostentación a todas nuestra tareas vulgares del día a día. Por ejemplo, pongamos ejemplos por sexos:

Bañarse con los pendientes de tu abuela fallecida es un buen remedio si eres Homeless-chic hembra para no caer en la locura de saber que no tienes donde caerte muerta

Si eres mujer, y en casa de tus padres hay bañera, no dudes en ponerte las joyas de tu madre, y darte un baño enjoyada cuando ella no esté en casa. También puedes poner una escoba al revés en la cocina, y echarte crema NIVEA por la cara, y entrar de golpe en la cocina haciendo como la que le echas la bronca a la criada, por supuesto, filipina. También puedes meter lacasitos en un frasco de análisis de orina y cuando estén en familia, tomarte algunos compulsivamente, echando un poco de espuma por la boca mientras te desvaneces en el sofá. No dudes en montar una escena, eres pobre, no tienes donde caerte muerta, puedes hacerlo.

Ser un falso HIPSTER es una salida de los homeless-chic macho, que pueden disfrazarse de modernos con la ropa vieja prestada

Si eres hombre, el movimiento homeless-chic está a tu favor porque puedes ser un HIPSTER, es decir, una persona que va echa un mamarracho con las prendas viejas de tus antepasados pero que ante todo combina todo con gafas grandes, lo cual es maravilloso y muy barato. Tu mejor aliado es un poco de aliento a alcohol y una corbata levemente desabrochada. Una barba de tres días ayuda pero siempre mantente distante y da respuestas cortas y afirmativas. Por ejemplo, si te preguntan: “¿hijo quieres comer?” tú responde “la comida era un privilegio que tenían los obreros, y del que yo ya nisiquiera disfruto“. Al igual que en el caso de la mujer, añade dramatismo a todo.

¿Eres homeless-chic? No lo dudes, mírate el bolsillo, mira en donde vives todavía, y contéstame luego.

No tener smartphone y los riesgos de exclusión social. Términos a conocer

Hace un tiempo, como bien sabe la gente que me rodea, yo era una de esas personas retógradas y antisociales que no tenían un smartphone. Yo era uno de esos trolls que simplemente usaban el móvil para las tristes tareas de llamar y recibir mensajes, y eventualmente conectarme por wifi. Hoy, con cierto alivio, veo como esa etapa oscura de mi vida pasó y hoy soy un enfermo más de los smartphone perfectamente aceptado por la sociedad. Una sociedad enferma diréis los no aventajados, pero sociedad al fin y al cabo.

Primero, un poco de historia, y os muestro todos los móviles que he tenido hasta el día de hoy, teniendo en cuenta que incluso faltan algunos míticos que presté o que me robaron, como el Motorla Startac, el Alcatel One Touch Club.

móviles ordenados por la fecha de uso, desde el primero hasta el actual

móviles ordenados por la fecha de uso, desde el primero hasta el actual

Lo bueno es que esa época ha pasado. El móvil ya no es para recibir mensajes de tu churri, ni para que tu padre te llame. Hoy sirve para encontrar con el Latitude a tus amigos, o buscar donde está el bar más cercano con el Foursquare, y actualizar Twitter y contar la actualidad más extremadamente actual.

Yo soy un miembro actual, cool, y que sabe el significado de la palabra tendencia en toda la tontería del término, y por tanto, para aquellos que no sabéis lo fantástica que es la vida con un smartphone, os definiré algunos de estos nuevos conceptos que vuestros amigos más avanzados manejan y así os evito que al escucharlos os quedéis picuetos:

IPHONE: Es un teléfono muy cuqui de diseño que aunque lo tiene mucha gente y todos los modelos son iguales, los que lo tienen se creen más especiales. Hace otras muchas cosas que tampoco os interesan pero tiene una gran ventaja, porque puedes hacer sacar a sus propietarios de quicio probando lo siguiente:

  1. ejemplo 1: arroja monedas contra él mientras te ríes.
  2. ejemplo 2: sácalo de la funda a varios metros del suelo más próximo y simula parkinson.
  3. Ejemplo 3: haz preguntas crueles del tipo ¿me puedes pasar esa canción por bluetooh? tú no sabrás que significa pero verás la mala cara del dueño que eso no tiene precio.

A favor decir que hay una encuesta que dice que los usuarios de iPhone ofrecen mayor calidad en sus relaciones sexuales que los de otros smartphones.

ANDROID: Es un sistema operativo (como el Windows) pero para teléfonos móviles que pueden ser de muchas marcas y que ha hecho Google, el sitio donde buscas cosas. Son como los iPhones pero de menor diseño (menos el mío, que es precioso) y los que lo tienen son personas muy frikis y que seguro que se sienten por encima tuya. Huye de ellos. Al igual que los iPhone, puedes sacar de quicio a sus dueños diciendo lo siguiente:

  1. Los iPhone son mejores (da igual que no sepas argumentarlo, tú dilo).
  2. Mi novi@ tiene uno y son muy difícil de usar, los iPhones son mejores.
  3. Me han dicho que me puedes pasar un virus.
  4. ¿esto funciona con iTunes?

INSTAGRAM: es un programa que se instala en el iPhone y que sirve para que cuando haces una foto, la foto se salga como esas fotos de la gente que aún usan cámaras lomográficas y que todos llamamos perroflautas. Para resumirlo, es como quitar la gracia de tener una cámara de fotos lomográfica pero quedarte con el mismo resultado, pero en una foto mala del iPhone. Vamos que no tiene sentido pero no hay moderno de iPhone que se precie que no lo tenga instalado.

FOURSQUARE: es un programita que usa el gps que trae el smarphone y te dice cosas que tienes alrededor tuya y puedes decir a los demás a través de Facebook y de Twitter que estás en ese sitio. Te da mucho puntos si lo que quieres es dártela de interesante y que todo el mundo pueda saber que estás obsesionado con sitios como Bershka o en echar la Loteria en la administración de tu barrio.

TWITTER: Es como el facebook, pero con desconocidos que leen tus cosas, y tú no te puedes alterar porque esto pase.

LATITUDE: Es un programa cuyo fin último y demoniaco es que Google lo sepa todo de ti y ofrecerle esta información a compañías terceras para que cuando busques  una tienda donde comprar compresas solo te salga como sugerido la recicladora de papel del polígono que tienes enfrente de casa.

LLAMADA DE TELÉFONO: Es un concepto antiguo ya en desuso que tú conoces pero que los usuarios de smartphone ven como rancio. Puedes usarlo en conversaciones de toques vintage, así como añadir la palabra SMS a la conversación, que causará mayor conmoción.

ANGRY BIRDS: Un juego tontísimo pero al que no puedes dejar de jugar. Consiste en tirar pájaros que hacen cosas contra ladrillos para matar cerdos verdes.Da igual que hayas pasado todas las fases del Halo, si no juegas a esto, no eres nadie.

BLACKBERRY: Puedes que si conoces a alguien que era empresario o rico antes de que todo el mundo tuviera un iPhone o un Android hayas escuchado hablar de ellas. Son smartphones que antes servían para recibir email y que hoy sirven para lo mismo que los iPhone y Android. Sus dueños también se creen que son “viejos ricos” y miran con mucho escepticismo a los “nuevos ricos” que somos los que tenemos Android y iPhone porque lo suyo viene de antiguo. Son como el estamento nobiliario de la telefonía Puedes sacarlos de quicio diciéndoles cosas como:

  1. – ¿hay muchos modelos táctiles de esta marca?
  2. – El diseño de tu teléfono parece antiguo. supongo que será porque es funcional.
  3. – ¿Cuando sacan alguna versión nueva lo anuncian en alguna Keynote? (no sabrás lo que es, pero dilo).
  4. – Con lo moderno que pareces y el teléfono con el teclado tan grande que tienes….
  5. – Yo tuve una y ahora la uso de pisapapeles.

Así que bonita, que eres escoría que no tiene smartphone, ahora tu vida será un poco más completa y podrás integrarte en esas conversaciones tan actuales, en las que todos los integrantes están mirando sus teléfonos y tú como un antipática y una víbora antisocial estás de brazos cruzados pretendiendo que la conversación gire en algo que no sea una aplicación nueva para instalar o los filtros. Actualízate.

Mi Balance de 2010

Hoy es dos de Enero de 2011, y por tanto, 2010 está muerto, enterrado y nunca volverá como un zombie sediento de vivos.

El 2010 ha sido un año para mi de “tragicomedia”, por una parte, ha sido positivo porque creo que he sembrado un montón de bases para que este 2011 sea un año fantasquísimo, y por otra, ha sido un año donde he luchado mucho por cosas que no han dado los resultados esperados, es decir, la recompensa del fin ha sido mucho menor que los esfuerzos para lograrlo.

El año que dejo atrás también ha sido un año de pérdidas y ganancias. Pero, ¿qué he perdido?:

  • Mi independecia y mi casa, a la que me ayudó muy significativamente mi amiga Chari.
  • Los divertidísimos viajes a Jerez de la Frontera con Chari.
  • A Sergio & Foncu, con quienes hacía casi mi día a día en Sevilla, y que las circustancias laborales de Foncu han hecho que se vayan a Suiza.
  • Mis rutinas domésticas, que me gustaban mucho, saber donde tengo las copas, los manteles, cosas así, en casa de mis padres ese aspecto es un poco más caótico.
  • He constatado mi necesidad de hacer nuevas amistades como sea, ante la “soledad” que tengo en Sevilla, y que esas amistades, tienen que tener un perfil: que les guste andar, que estén disponibles para hacer planes y que además no sean conformistas. El problema es que no encuentro a estas personas.
  • He perdido la sensación de resultar atractivo a alguien, que creo que es consecuencia de estar demasiado enfocado a mi trabajo.
  • He perdido mucho tiempo en administraciones, buscando papeles, obteniendo papeles, y pagando por esos papeles, labores que podrían simplificarse por Internet o si cogieran los teléfonos.
  • A veces, siento que he perdido naturalidad. Me da la sensación que al estar tratando continuamente con extraños, estoy llegando a un punto que tengo una “cara estándar” y “conversación estándar”
  • He tenido a veces la sensación de que he perdido totalmente mi dignidad, trantando con algunas personas, para conseguir cosas relacionadas con el trabajo.

Pero también es un año que he ganado muchas cosas

  • 2010 es el año en que he levantado mi propia empresa con mayor o menos gloria.
  • Debido a que he dado la lata en Andalucia Emprende, en 2011 tendré mi oficina en el centro de Sevilla, en una incubadora empresarial gestionada por este organismo.
  • He ganado amigos nuevos: Superflua de la Vida, Alesio & Oihan, Manuel Infante y Carmen López.
  • He creado este blog, que es exáctamente el blog que siempre he querido tener.
  • He reforzado mucho mi amistad con Curro & Manolo.
  • He conectado significativamente con Héctor y con Violeta. Me siento afortunado de estar en sus día a día.
  • He aprendido a ser muchísimo más independiente, en terreno personal. Antes pensaba que la felicidad plena sólo se conseguía con alguien a tu lado (pareja), hoy pienso que no, que el amor de otra persona es sólo uno de los complementos importantes, que es bueno tener, pero tampoco es absolutamente necesario.
  • He descubierto en Twitter una forma de relacionarme de forma profesional y divertida, ¡todo lo que leo ahí me interesa!
  • He perdido de vista una preocupación médica que tenía, durante al menos un buen tiempo.
  • He palpado de cerca lo que son las fiestas Kiehl’s, que tenía muchas ganas de ir a una después de todas las cosas buenas que he leido de ellas.
  • Me he matriculado del máster “Desarrollo de emprendedores”, para convertirme en un experto en formación de emprendedores.
  • He ganado en autoestima, me veo muy capaz de hacer muchísimas cosas, y con un único impedimento: la liquidez económica, pero ya me he demostrado a mi mismo que soy capaz de cumplir con mis propias obligaciones, con las de los clientes, con las de la familia y con la de los amigos, puedo dar soluciones y felicidad a mucha gente, cobrando o no 🙂
  • Y creo no haber perdido ningún amigo en este año, siendo a Chari, Antonio, Sergio & Foncu a los que más tengo que agradecer, siendo mi hermana Raquel, la que se lleva la palma por la cantidad de cosas en las que ha ayudado en mi día a día real.

En definitiva, ha sido un año con más cosas buenas que malas, y eso es positivo. Quizás podría llamar este año 2010:

  1. Año de los +200kms (Curro & Manolo en Londres, Sergio & Foncu en Sierre, Antonio en Barcelona, Héctor en Jerez, Superflua en Berlín, Javi en Amsterdam, mis padres constantemente por ahí….)
  2. Año del Twitter: he conocido a muchísimas personas, que me han dado información valiosísima para mi día a día, y es para mi ya una tradición dar los buenos días a twitter nada más levantarme y que me inunden de respuestas de buenos días. Además soluciono dudas en un plis-plas, porque hay una legión de CEOs y freelances dispuestos a tenderte un cable.
  3. Año de los papelitos: tengo papeles que justifican que tengo derecho a una oficina en 2011, a cobrar subvenciones en 2011, en una plaza en un máster en 2011 y a viajar a algunos sitios en 2011.

Quizás, lo más marcado de este año, de forma egocéntrica, en plan negativo, ha sido el volver a casa de mis padres porque no me podía mantener, y lo más positivo, el crear mi empresa, que me ha dado muchísimas dosis de autoestima y es para mi un motor para día a día levantarme más vivo.

Espero que este año 2011 traiga muchísimas cosas buenas para mi entorno directo y para mi, sobre todo, liquidez económica, porque yéndome bien le irá bien a las personas más cercanas, y yéndole bien a mi entorno me irá bien a mi. Séperfectamente que la vida es continuo feedback, lo que das, será lo que recibes, y si recibés más de lo que das, no te preocupes, la vida te lo quitará en el momento que más lo necesites, y si es al revés, la vida te lo dará en el momento más oportuno, es cuestión de paciencia.

Y aquí se acabó este análisis, yo estoy listo para recibir este año con mucha ilusión, y pienso follármelo y después dejarlo tirado como ayer hice con el 2010, quedarme sólo con el recuerdo de lo bueno y enterrar lo malo  ¿y vosotros?

Cómo aparentar ser importante o el “Síndrome Proletario Karen Walker”

El Síndrome Proletario Karen Walker (en adelante SPKW), es una distorsión de la percepción ajena sobre nosotros mismos, que se da cuando la gente se cree que eres rico pero en verdad tienes menos categoría que un producto comprado en el Lidl y revendido en un rastrillo benéfico para algo de caridad o una estupidez similar, pero tú quieres en verdad que la gente crea tu capa supercial y olvide la bajeza que esconde tu ausencia de ceros en tu cuenta bancaria.

Karen Walker, ejemplo a seguir por todos los que queremos ser algo en la vida y no tenemos dinero para serlo, por lo que tenemos que inventarnos una imagen que vaya acorde a nuestro deseo.

Hablemos un poco del origen de este síndrome. Karen Walker era una fictica mujer rica de Nueva York, es una mujer adicta a las bebidas alcohólicas y a cualquier tipo de medicamento. Fue una persona extremadamente sarcástica y desinhibida, que ve la vida desde un punto de vista muy particular. Karen es un ejemplo a seguir, porque al ser rica, es mejor persona. Puede estar muerta por dentro como nosotros, pero su superficialidad le dota de una coraza que levanta envidia, y eso, siempre es estupendo.

Hablar por móvil, maquillada y enjoyada en un baño de espuma, es una actividad diaria indispensable cuando quieres aparantar ser trinfador.

El SPKW es por tanto una maravillosa forma para hacerte fuerte en tu imagen aún cuando tus cimientos económicos son menos consistentes que los de un mileurista al que le quedan 69 años de hipoteca de una VPO.

Cuando cuentes tus problemas, finge mayor preocupación de la que tienes, y ve perfectamente engalanado. Nadie le da credibilidad a un mendigo, pero tener falsas joyas de Tiffany's te da mayor verosimilitud a tu historia.

Pero para ser como Karen Walker y padecer con plenos derechos este estupendo síndrome, hay que hacer varias cosas, todas desde el estudio y la sofisticada crueldad:

  1. No trates a tus semajantes de iguales. Los que se dicen a ellos iguales sólo quieren expresar su mediocridad conformándose con son son igual que otros mediocres.
  2. No hagas comentarios gratuítos, u objetivos. Adopta un léxico sofisticadamente cruel, para que crees desconcierto a la vez que des ejemplo de tu basta cultura. Sustituye por ejemplo “qué bonito peinado” por “eso que te has hecho debe de haberte costado poco, tu peluquero debería de ser inmigrante y no entender nuestra sociedad, porque el aspecto de desplazada de guerra que te ha dejado no se quita ni amputándote la cabeza“.
  3. Busca alternativas a situaciones ordinarias. Por ejemplo, en vez de ir a un supermercado de esos “económicos”, ve al más caro, y no lleves más de lo que te quepa en una bolsa, y que uno de esos productos sea siempre un cosmético. Pronto estarás demacrado por el hambre y la disentería pero con un cutis estupendo y la gente pensará que tienes muchos problemas pero una personalidad de hierro porque luces genial aunque el dolor te esté desgarrando las entrañas.
  4. Ejercita el dramatismo y empina el codo. Ten siempre una copa a mano. Si alguna visita llega a tu casa, y estás pasando por una mala recha, y ten siempre una copa de Martini en la mano, siempre puedes abrir la puerta e inspirar aire de forma teatral, y la gente se quedará maravillada con tu clase a la hora de estar destrozado. Opcionalmente si eres mujer puedes haberte echado rimmel en los ojos, y aparecer con éste corrido, y si eres hombre puedes dejarte el nudo de la corbata desabrochado o la barba de tres días.

Así que queridos amigos ganaréis en calidad de vida y seréis un fiel reflejo del espíritu Walker, y todo aquel que os vea, siempre os creerá en fiestas de alto copete, tomándote alguna delicatessen en forma de canapé de ahumados y algún queso suizo, cuando en verdad, está en el Lidl de otra provincia comprando y peleándote en el Primarks por el lote de ropa interior de 10 slips a 3€.

Todo es imagen, todo es voluntad, se lo que no eres, se Karen Walker.