Palacio del Acebrón, una mansión en ninguna parte

Una de las cosas que más me gustan, es encontrarme historias de mansiones abandonadas, y conocer qué pasó con la gente que en ella habitaba, y en qué momento su sofistificación tornó a ser crueldad en manos del tiempo, porque el drama, es también parte de la historia de un edificio. Hoy voy a relatar un poco mi reciente visita el 12 de Enero de 2013 al Palacio del Acebrón, en Huelva (España).

Palacio del Acebrón, vista a pocos metros de pasar la verja de entrada

Palacio del Acebrón, vista a pocos metros de pasar la verja de entrada

+ SITUACIÓN Y CÓMO LLEGAR

En la provincia de Huelva, a 1 kilómetro escaso de la Aldea del Rocío (Almonte), encontramos una de las casas que más me ha llamado la atención descubrir, porque se conserva hoy bastante bien gracias a que se ha adecuado como centro de visitantes para el Parque de Doñana, reserva de la biosfera. Por si fuera poco, es muy fácil llegar, el camino está completamente asfaltado y por tanto, no hay excusa para un sábado adentrarnos en este peculiar paraje natural, de belleza única, en la que se asienta este curioso Palacio, que para nada pega con el entorno.

El Palacio del Acebrón se ubica en la Finca de la Rocina, que está delimitada por el Arroyo Madre (o Arroyo de la Rocina), y desde tiempo inmemoriable, o desde que existen los señoritos y el placer de la caza, esta finca ha sido muy famosa por la cantidad de animales que en ella había y su belleza como paraje natural, habiendo en ella sauces, alcornoques, fresnos, pinos (y eucaliptos, pero de eso hablaremos más adelante).

Para llegar, la forma más fácil es hacerlo en coche. Desde la carretera A-483, tomamos la salida que indica La Rocina y El Acebrón. Veremos un centro de visitantes, el de la Rocina, al pie de la carretera. Entraremos por la verja de ese centro y llegaremos hasta su parking, observando que hay una carretera asfaltada que sigue hacia delante. Nos meteremos por esa carretera y por tannto dejaremos atrás el centro de visitantes La Rocina, y continuamos siete kilómetros por la H-9023 hasta que accedemos al aparcamiento del Palacio del Acebrón.

+ EL PROMOTOR: LUIS ESPINOSA FONDEVILLA

Fotografía donde se ve el aspecto original del Palacio del Acebrón, con sus jardines, estanque y farolas a la entrada

Fotografía donde se ve el aspecto original del Palacio del Acebrón, con sus jardines, estanque y farolas a la entrada

De Luis Espinosa Fondevilla nació en 1910, y he leido que era una persona “rara” para la época: era excéntrico, devoto, amable y estaba enamorado de su sueño: su casa.

Luis Espinosa Fondevilla era el tercer hijo de una familia acomodada. Era el hermano de la muy famosa Doña Paca, es decir, Francisca Espinosa Fondevilla, propietaria del Palacio del Coto, edificio conocidísimo en los contornos por ser donde el Rey Alfonso XIII descansaba en sus periodos de cacería. Luis, con cierta envidia quizás de su hermana, se afanó por llevar su misma vida, y las visitas de personalidades del régimen de la época fueron constantes.

Sin embargo esa constante vida social y la construcción de la casa fue agotando el dinero de Luis. No obstante, el propietario del Palacio del Acebrón era muy conocido por ser un rico generoso, ya que en navidades daba regalos a gente de los alrededores y no era tacaño para repartir jornales. Era una época dura económicamente en España y el desprendimiento de un rico era algo poco habitual. Todo el que llegaba a la casa pidiendo se le daba limosna y por su devoción, era muy generoso con los conventos.

Detalle de la Sala de Baile del Palacio del Acebrón

Detalle de la Sala de Baile del Palacio del Acebrón

Le encantaba su casa. Se le podía ver regando muchos días los setos y rosales de su jardín, y en más de una ocasión le confesó a su hombre de confianza, el guarda Jarilla, que quería una casa que le hiciera famoso.

Comedor del Palacio del Acebrón

Comedor del Palacio del Acebrón

Sin embargo, la ruina a la que poco a poco se fue exponiendo el propietario, se unió a su diabetes, enfermedad que el propio Luis no sabía que padecía, y tuvo que irse a vivir a un cuartito pequeño de una casa de la aldea del Rocío, donde su guarda Jarilla, le acogió. Luis empeoró de estado y el médico de Almonte le mandó directamente al hospital de la Cruz Roja de la Ronda Capuchinos, donde murió.

+ EL PALACIO DEL ACEBRÓN.

Fachada principal del Palacio del Acebrón

Fachada principal del Palacio del Acebrón

El nombre.
El nombre de “acebrón” significaba “asno salvaje”, del que había bastantes ejemplares en doñana. El Palacio del Acebrón es una construcción “reciente”.

Tipología atípica de la zona. Es un edificio de estilo clásico que no se entiende muy bien qué hace ahí, ya que se contrapone con las construcciones típicas de la zona: las chozas de castañuela o las casas rurales. Por eso, el Palacio del Acebrón, siempre sorprende, es un “intruso” al que se le ha permitido vivir allí. Es curiosa la similitud que tiene el edificio con el Ayuntamiento de Massachusetts, obra de Robert Adam. Quizás ambos edificios comparten esa tendencia de simular importancia a través de una pose, no son imponentes porque son joyas clásicas, sino que quieren ser relevantes pareciéndose a una joya clásica.

Ayuntamiento de Massachusetts

“Casa del Estado de Massachusetts”, sede del Ayto. de Boston de Robert Adam, en donde puede estar inspirado el Palacio del Acebrón

Fecha de construcción. Puede parecer una casa de siglos, pero es una construcción “reciente”, ya que se empezó a construir 1951 y se terminó en 1961. (siglo XX)

Detalles constructivos y ornamentales curiosos:

Detalle del balcón principal y fachada del Palacio del Acebrón

Detalle del balcón principal y fachada del Palacio del Acebrón, con el águila decapitada y el escudo LEF

  1. En numerosos lugares de la casa (en la fachada, en la chimenea, etc) se puede observar las iniciales del promotor: LEF (Luis Espinosa Fondevilla)
  2. La escalera que da acceso a la primera planta, es de mármol rojo.
  3. La escalinata que da acceso a la casa, de piedra notablemente más antigua que el resto de la construcción, se construyó con los restos de un puente romano que existía en la finca.
  4. Debido a que el propietario se arruinó durante la construcción, hay detalles que llaman mucho la atención. La imponente chimenea, está decorada en madera mientras que la parte superior es escayola pintada.2013.01.12 Palacio del Acebron - (14)
  5. Las mesas de piedra y zonas de descanso que se disponían por el jardín, eran para tomar el té a mediatarde o para disponer el desayuno. Estuvieron decorados con mosaicos, pero se perdieron durante el tiempo que la casa permaneció abandonada.
  6. La sala de audiovisuales anexa al Palacio, fue una pequeña capilla dedicada a la Virgen del Rocío, donde Luis Espinosa Fondevilla iba a rezar, con una bonita vidriera que aunque se conservó pese al abandono, unos estudiantes rompieron en una excursión en la época actual de uso de Centro de Visitantes.
  7. Las mesas y bancos del jardín, son restos de tumbas que encontraron Luis Espinosa Fondevilla y su guarda Jarilla. Se llevaron el secreto con su muerte de dónde estaba ese particular yacimiento arqueológico.

    El águila que preside la fachada del Palacio del Acebrón, vista desde atrás en la cubierta

    El águila que preside la fachada del Palacio del Acebrón, vista desde atrás en la cubierta

  8. La cabeza del águila que preside la fachada, esta rota. La rompió a drede el propio Luis Espinosa Fondevilla, ya que cuando tuvo que abandonar la casa, dijo “desde los ojos del águila se ven todas mis posesiones, y si yo no puedo seguir viéndolas, el águila tampoco”.

+ EL PALACIO DEL COTO, UNA MANSIÓN CON ENTRADA DE PIEDRA Y TECHO DE URALITA. DE PARAÍSO DE CAZA A EXPLOTACIÓN MADERERA.

Construir aquel edificio llevó a Luis Espinosa Fondevilla a la ruina. Pero aún así no quiso abandonar su sueño de ser el señor del Palacio del Acebrón, y vendió la finca de la Rocina completa, incluyendo todo lo que allí estaba (la casa) a la Empresa Nacional de Celulosa. Recordemos que Luis plantó en la finca un grandísimo número de eucaliptos, que por una parte generaban ingresos por su uso para la celulosa y por otra reforestaban, siguiendo las indicaciones de la época del Ministerio.

Entrada a la parcela que ocupa el Palacio del Acebrón en la Finca de la Rocina

Entrada a la parcela que ocupa el Palacio del Acebrón en la Finca de la Rocina

Este acuerdo le dio a Luis cierta cantidad de dinero con la que poder llevar una vida sin ahogos económicos y en el acuerdo también se estipuló que Luis viviría y tendría en usufructo la casa hasta su muerte.

Al parecer por lo que he leído, Luis Espinosa Fondevilla no gestionó muy bien el capital percibido, y al parecer simplemente se dedicó a gastarlo, aunque ayudando a la vez a la gente de su alrededor, por tanto no le quedó tampoco una gran fortuna, y tuvo que ir terminando la casa como pudo. Por esta razón, la fachada trasera está simplemente encalada, y el techo de la segunda planta era uralita, y los dormitorios se hicieron de forma austera, contrastando con la fastuosidad de la planta baja.

+ LA MUERTE DE LUIS ESPINOSA FONDEVILLA Y DE SU SUEÑO

Durante la época en la que Luis Espinosa Fondevilla vivía aún en el Palacio pero la Empresa Nacional de Celulosa era la dueña de la finca, se plantaron muchos eucaliptos que fueron dejando maltrechos los recursos naturales de la zona, peligrando muchas algaidas y zonas húmedas, así como vegetación y fauna autóctona que no cohabitaba bien con esta especie vegetal.

A la muerte de Luis Espinosa, la Empresa Nacional de Celulosa no hizo nada con la casa, y simplemente se dedicaron a plantar, talar, y replantar eucaliptos para la industria de la celulosa, y tristemente, la casa quedó abandonada, sin uso ninguno.

Murieron los peces del gran estanque que el promotor dispuso delante de la casa, y los cientos de rosales y especies ornamentales, salpicados por el clima veraniego, apenas resistieron el primer año de abandono, y la flora local fue apropiándose de los jardines, quedando hoy en pie algunos fresnos y palmeras, únicos vestigios vegetales de un sueño que nunca llegó a ser glorioso.

Una de las fuentes sin uso que quedan en pie en los alrededores de los antiguos jardines del Palacio del Acebrón

Una de las fuentes sin uso que quedan en pie en los alrededores de los antiguos jardines del Palacio del Acebrón

Los setos que había por toda la finca, los estanques y las zonas de reposo que tenía el jardín quedaron engullidas por la naturaleza ante la falta de uso que la Empresa Nacional de Celulosa sometió a la casa.

En 1982 la Empresa Nacional de Celulosa se la vendió al ICONA, y este organismo incluyó la finca en el Plan Nacional de Doñana, momento clave en la historia de esta casa y la finca, ya que empezaron las labores de reforestación con plantas autóctonas, la destrucción de los eucaliptos que durante años habían esquilmado los recursos naturales de la finca y la recuperación de la casa como algo útil.

+ ACTUALIDAD: EL PALACIO COMO CENTRO DE VISITANTES

Con la compra del ICONA de la finca de la Rocina, dicha Finca pasa a estar dentro del Parque de Doñana. El ICONA decide volver a dar uso al palacio y recuperar esta pequeña joya de bisutería de las mansiones españolas, para darle un uso como centro visitantes. Desde 1982 empieza la rehabilitación de la casa, recuperando el valor de la planta baja, volviendo a repintar los frescos, y amueblando algunas zonas. La planta de arriba, de nulo valor, se hace diáfana y comparte con la planta baja desde 2001 la exposición “El Sentido de Doñana”, donde se puede apreciar el valor etnográfico del Parque de Doñana así como escenas de la vida de los trabajores de la región.

Detalle de la Sala de Baile del Palacio del Acebrón

Detalle de la Sala de Baile del Palacio del Acebrón, hoy recepción del Centro de Visitantes

El Palacio del Acebrón conforma junto a Centro de visitantes de La Rocina y Centro de visitantes de El Acebuche el grupo de los tres centros de visitantes que se encuentran entre Matalascañas y El Rocío.

A uno de sus lados, se encuentra de forma inmediata el “charco del Acebrón”, con un precioso recorrido de 1,5 km en senderos que tienen de todo: algaidas, zonas más secas, arroyos, el propio “charco”, merenderos, puentes, miradores. Es como si naturaleza y esfuerzo humano, se hubiesen aliado para crear un espacio que condensa todo lo que puede dar de sí la conservación de entornos naturales.

[Espero que te haya gustado este repaso a la historia de esta casa. Si tienes alguna información extra o he cometido algún error histórico, ruego me lo avises y lo corregiré]

Weblografía:

Datos de contacto

  • Situación: Finca La Rocina. Carretera A-483 Km27,5. 21750 El Rocío (Almonte, Huelva)
  • Teléfono:  671593138
  • Web: Centro de visitantes Palacio del Acebrón
  • E-mail:  en.donana.cvacebron.cma@juntadeandalucia.es
Anuncios

Centro Cultural Santa Clara, un nuevo espacio multiusos en Sevilla

Hoy he estado junto con mi hermana visitando el Centro Cultural Santa Clara, un espacio multiusos recientemente abierto al público en el que se estña desarrollando una intensa agenda cultural gratuita que podremos disfrutar todos los sevillanos y todos aquellos que se acerquen por la Calle Becas, en la zona de la Alameda, muy cerca de la conocida Casa de las Sirenas.

Este nuevo centro cultural, se ubica en el que fue el Monasterior de Santa Clara, que está declarado como Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. El edificio fue tiene una larga y rica historia constructiva, primero como palacio almohade, posteriormente de Don Fadrique, y convento de la compañía de las Clarisas hasta 1998, y fue comprado por el Ayuntamiento de Sevilla bajo acuerdo con el Arzobispado en 2001 (a excepción del templo y las dependencias anexas necesarias para el funcionamiento del servicio religioso), para su rehabilitación y restauración, con la finalidad de ponerlo en valor abriendo este conjunto al público y dotándolo de un proyecto cultural amplio ligado especialmente a la palabra y la música, cosa que no se ha hecho hasta este año debido a las largas fases de rehabilitación, que han consistido en una intervención arquitectónica y arquológica, sobre la superficie total del convento, que es de casi una hectárea (11.949,21 m2).

El proyecto que actualmente podemos disfrutar es el correspondiente a la primera fase, que ha sido inaugurada en febrero del presente año, que ha costado 8 millones de euros volver a poner en valor. El proyecto ha sido obra de los arquitectos José García Tapial, Juan García Gil y Carmen Hernández.

Desde este momento, se inició un proceso de rehabilitación e intervención arqueológica y arquitectónica, por fases y en continuo, hasta la extensión total del convento, 11.949,21 m2, más de una hectárea de espacios cargados de siglos de historia.

La primera fase de rehabilitación, ya finalizada, pondrá a disposición de la ciudadanía a partir de febrero de 2011 un importantísimo conjunto artístico-cultural prácticamente desconocido para el público. Estas intervenciones han supuesto una inversión de ocho millones de euros y unos delicados y muy cuidados trabajos de rehabilitación y restauración. Se ha recuperado un total de 8.000 m2 de los espacios aledaños al claustro principal, incluyendo los dormitorios, la enfermería y piezas, tan importantes artísticamente, como el refectorio y la antigua ropería o sala de murales de la primera planta (3.076,29 m2 construidos).

La verdad es que el espacio resultante, tiene un cierto carácter espiritual muy interesante, que dan a estos espacios recuperados un aire místico que los hacen perfecto para escuchar los numerosos conciertos que se organizan, además de tener sus salas abiertas a todo tipo de iniciativas culturales para complementar el panorama cultural de la ciudad de Sevilla.


Facebook
Twitter
More...

+ INFO
Centro Cultural Santa Clara
Calle Becas, s/n – 41002 Sevilla
Tfno: 955 47 13 02

Horario de visita:
De martes a domingo, de 10.30h a 14:00h y de 17.30h a 20.00h.

La pasarela elevada de Metropol Parasol

Que esta obra no deja indiferente a nadie, es cierto, así que en mi admiración hacia ella, dejo aquí algunas fotos de detalles que me han parecido muy singulares de mi visita sobre la pasarela peatonal que ofrece unas vistas increíbles de la ciudad de Sevilla, desde un entorno único.

Cibercentro Macarena Tres Huertas, un bonito edificio en Sevilla Norte

Lei en el maravilloso blog Cultura de Sevilla que se habían terminado las obras del CIBERCENTRO MACARENA TRES HUERTAS, y que ya sólo está esperando a ser inaugurado.

Cibercentro Macarena Tres Huertas

Un cibercentro es un tipo de edificio que al parecer va a empezar a profiferar por los distintos barrios de Sevilla, que normalmente serán de pequeñas dimensiones, de presupuesto ajustado (este ha costado 420.000€) y que sirve para acercar a los habitantes de un barrio las nuevas tecnologías de la red, además de facilitar en estos sitios los trámites online con diferentes administraciones municipales, por lo que cuentan con una sala de ordenadores amplia, una zona de recepción y un espacio abierto para que los que lo deseen puedan acercarse con sus portátiles y conectarse al WiFi del edificio.

El Cibercentro Macarena Tres Huertas, a lo lejos

El cibercentro Macarena Tres Huertas está situado entre edificios residenciales en el barrio del mismo nombre, justo en los alrededores de la calle José Díaz, en un espacio estrecho sobre una antigua cancha de deportes. Tiene dos plantas, la planta baja es un espacio abierto diáfano con una pequeña zona de restauración y la parte superior (primera planta) está la gran sala de ordenadores para los ciudadanos.La segunda planta es una terraza que se podrá usar para actos públicos pequeños y queda rodeadas por una pared metálica continuación de la fachada.Los materiales usados al parecer es vídrio, hormigón, y chapado metálico.

Vista de la parte delantera del cibercentro Macarena Tres Huertas

Vista de la parte delantera del cibercentro Macarena Tres Huertas

Lo que más llama la atención sin duda de este edificio es su exterior metálico y de color rojo, que hace que destaque entre los edificios que tiene a su alrededor, de riguroso color ladrillo claro, y hace que se vea rápidamente en el entorno más próximo.Además, las ventanas, son tremendamente curiosas, como si estuvieran a medioabrir y que rompen la rectitud de sus fachadas.

Detalle de la fachada metálica y las ventanas

Detalle de la fachada metálica y las ventanas

Al igual que el autor del blog “cultura de sevilla“, critico el tipo de cerramiento del perímetro de la parcela, bastante fea, pero al mismo tiempo en Sevilla desgraciadamente hay que rodear los edficios públicos con este tipo de vallas por los actos vandálicos que se producen normalmente en esta ciudad.

Lo que más me gusta de este edificio, es que por fin parece que en mi ciudad, Sevilla, estamos avanzado poco a poco hacia nuevas tipologías de edificios con una estética que se aleja de lo que siempre que se ha hecho en esta ciudad. Particularmente estoy encantado con este pequeño edificio que supone a mi entender un gran avance.

(Todas las fotos de este artículo han sido tomadas por mi, y podéis usarlas libremente sin mi consentimiento)

+ Construido por Emvisesa siguiendo el proyecto de Mediomundo Arquitectos y MOG Arquitectura
+ Fotos del edifico y del interior en la web de Arquia

Metropol Parasol, y la luz al final del tunel.

¡Ay Dios! ¡que ya se está terminando Metropol Parasol, la obra de arquitectura más icónica que se construye en la ciudad de Sevilla desde los tiempos de la Expo’92! Una obra que debió estar terminada hace ya tres años y medio y cuyo coste se disparó de 51,2 a 89,7 millones de euros. Pero ya después de tanto, casi todos esos datos se me olvidan porque veo que toda la espera toca a su fin.

Vista nocturna desde la Calle Laraña del proyecto Metropol Parasol, a 17 de Diciembre de 2010. La megaestructura que se aprecia es de una de las "setas" que llevará el restaurante en altura.

Ayer por la tarde fui con mi amiga Belén a visitar cómo iba desarrollándose los trabajos del proyecto conocido como LAS SETAS. Cuando nos acercamos, íbamos desde la Calle Laraña, buscando el ansiado P6, o la “seta” que ha sido descubierta al público, sin andamiajes e iluminada, y que es la que uno puede ver de frente si sale por la conocida calle de Puente y Pellón.

David Borrallo (yo,autor) y Belén Muñoz, arquitecta, momentos antes de empezar a valorar el avance de las obras del proyecto "Metropol Parasol"

Me alegré mucho al ver que todo el mundo que pasaba, con menor o mayor prisa, levantaba la vista, se quedaba observando quieto, o mientras andaba, y algunos hasta hacían corrillos dando su opinión sobre el proyecto, que desde luego, no deja indiferente, y eso es importante, un proyecto urbanístico que genere opinión.

Foto: David Borrallo. Vista de la P6, la primera seta que ha sido puesta al público e iluminada, sin andamiajes, apreciéndose ya color y forma.

Recordemos que el proyecto Metropol Parasol es un complejo que une los conceptos de plaza pública, mercado de abastos, restaurante y un museo.

Así debería de verse el proyecto una vez finalizado en Marzo de 2011, visto desde la calle Puente y Pellón. La seta de la derecha es la P6

El museo albergará los restos romanos más importantes que existen en la ciudad de Sevilla, y se llamará Anticuarium, y su entrada se venderá conjuntamente con la de la Catedral y el Alcazar, para provocar que los turistas también acudan a esa zona de la ciudad. La zona del restaurante tiene un aforo de 500 personas y tendrá unas vistas nunca contempladas de la ciudad. Del mercado hablamos más adelante en este artículo. La plaza pública esta sobrelevada sobre la cota del suelo y tiene la particularidad que está “techada” con las estructuras de las “setas”, que es una estructura de madera de pino finlandés recubierto de caucho pintado sobre unas grandes estructuras metálicas, que dan lugar al nombre de “setas” con el que popularmente se conoce al proyecto.

Vista publicitaria del proyecto Metropol Parasol. La "seta" que se ve a la izquierda y que tiene un hueco en la parte superior, es la que incorpora el restaurante.

Me pareció tremendamente curioso escuchar a gente, de edad madura o avanzada, valorar positivamente el proyecto. Quizás el comentario más repetido era “han costado demasiado y han tardado mucho, pero al final está quedando bonito”, así de sencillo, y así de simple, resumo el proyecto: ha costado demasiado caro y van fuera de plazo, pero está quedando bien.

rampa de acceso a personas de movilidad reducida en Metropol Parasol

El estudio de arquitectura del alemán Jürgen Mayer ha sido el encargado de crear este hito arquitectónico, que se enmarca en esa corriente actual de arquitectura icónica, que busca más el ser un atractivo publicitario que condense unos ideales de una ciudad en un momento determinado más que una funcionalidad pura y básica.

Imagen de la seta P6 con una de las curiosas fuentes circulares iluminadas con leds

Este fin de semana, en concreto el Domingo 19 de Diciembre de 2009, será inaugurado oficialmente el mercado, que está bajo “las setas”. Han sido 37 años de espera los que los comerciantes del “mercado provisional de la Encarnación” han esperado para su nuevo emplazamiento, y este fin de semana muchos verán por fin la luz al final de un túnel que sólo parecía alargarse. Además, y como bien recalcan en el interesante blog “cultura de sevilla“, la Encarnación dejará de ser una zona de paso y pasará a ser la imagen de la Sevilla del siglo XXI.

Además se ha colocado unos paneles de madera provisionales con la leyenda “Mercado de abastos Plaza de la Encarnación”, para dar visibilidad a la entrada principal del mercado. La distribución de los puestos se ha hecho mediante islas cuadradas cuádruples para carnicería, ultramarinos, pescadería y frutas. Hay dos islas dobles para cafetería y congelados y una exenta para una joyería.

plano con leyenda de los puestos que tendrá el nuevo mercado de La Encarnación

El nuevo mercado de la Encarnación cuenta con zonas comunes en el sótano para carga y descarga, oficina para la cooperativa del mercado, tres grandes cámaras frigoríficas (frutería, carnicería y pescadería), una sala de almacén de envases y una sala para la preparación de alimentos. En el sótano se dispone asimismo de vestuarios y cuartos de baño con duchas incorporadas. La comunicación con el mercado situado en la planta superior se efectúa, además de por escaleras interiores, por medio de dos montacargas.


Sevilla es una ciudad que ha estado desprovista de este tipo de arquitectura icónica desde los años 90, donde la Expo’92 tuvo la voz cantante en la ciudad, pero con el inconveniente de que mucho de los edificios de arquitectura contemporánea del recinto de la antigua Expo’92 no son considerados como “de los sevillanos”, porque están alejados del amado centro histórico.

vista general desde la calle Laraña sobre Metropol Parasol y la pasarela entre setas

El haber colocado esta infraestructura, contruida por la empresa Sacyr, en una zona emblemática del centro histórico de Sevilla, es una forma de cambiar la visión de los sevillanos, que pecamos a menudo de no ser suficientemente arriesgados a la hora de introducir cambios en la ciudad. Metropol Parasol, independientemente de lo adecuado o no del proyecto por el entorno, o de ser o no la mejor propuesta en términos económicos, tiene un componente revulsivo, hará que la ciudadanía adapte su visión a lo nuevo, a nuevas formas de expresión y diseño arquitectónicos, que ayuden a sacar a Sevilla de esa imagen de “parque temático de la Feria y de la Semana Santa” permanente con la que es conocida, y pueda empezar poco a poco un camino siguiendo la senda de ciudades como Berlín o Rotterdam, que pese a tener un fuerte paso histórico, siguen evolucionando arquitectónicamente hacia el futuro pero sin una necesaria destrucción -ni copia- de lo ya existente, sino integrando lo nuevo con lo pre-existente.

+ INFO >
blog “Cultura de Sevilla”