El drama social de vivir en una ciudad de modernas y no serlo

A menudo me llegan miles de emails (uno es así, celebrity) y mis lectores, que son millones en mi imaginación, tienen el frecuente problema de ser pobres. Cuando digo pobres no digo pobres de los que Disney hacía películas en sus inicios (¿la dama y el vagabundo?), sino de esos pobres que aunque tienen para vivir, no pueden costearse el alto estilo de vida para el que predestinadamente fueron creados.

Indicios de que el ambiente de modernas afecta a una persona normal

Indicios de que el ambiente de modernas afecta a una persona normal

Esta generación de homeless-chic que en la que se configura mi masa lectora, de vez en cuando, hay alguien que se ha ido a una ciudad de modernas cuando para nada esa persona lo es. Dichas personas, que nadan en un mar de modernas, ocuparan mi artículo de hoy.

Incluso yo, a veces he sentido la necesidad de ser moderno, por la influencia de otros modernos de mi alrededor, adoptando la Actitud-Gaga: cualquier cosa vale

Hay ciudades más de modernas que otras. La ciudades a donde van las modernas no se han construido a base de la historia, los hechos o las tendencias, sino que se construyen por la tontería, esto hace que cualquier ciudad sea de modernas (en adelante, CDM) ya que las CDM las hacen las modernas que la habitan.

Las pintadas antimodernos empiezan a proliferar. Esta, encontrada en una calle cercana a la zona de la Alameda, la zona moderna de Sevilla

Podemos identificar una CDM cuando una moderna que conozcamos diga estas frases (el nombre de las ciudades puede variar):

  • París es otro rollo.
  • Si quieres ver musicales, Londres es tu hogar.
  • Madrid es el caldo de cultivo donde crece mi creatividad.
  • Aqui en Sevilla despierta todo lo bueno que no soy en mi ciudad.
  • Barcelona tiene mucha más superficie escénica que donde viví.
  • Bruselas me hace sentir lo que siempre me faltó.
  • Amsterdam ofrece tanta cultura que a menudo me siento afortunado.

Estas frases son las que construyen una CDM, y claro, tú como no-moderna tienes que utilizar técnicas de distracción porque tu drama social va mucho más allá, porque tú, inadaptado, no te integras, eres la escoria social de los hypsters de tu barrio.

modernas anónimas

A las modernas no les importa enseñar el sobaco, porque el sobaco siempre es tendencia

¿Qué hacer? Muy fácil amigos míos. Para vivir en una ciudad de modernas no siéndolo, la receta el éxito consiste en volverte radicalmente moderna: ser anti-moderna.

¿Cómo ser anti-moderna? Si Patrick Geddes definió el Think Global, Act Local a principios del siglo XX, tú tienes que darle la vuelta y hacer lo contrario: piensa local, actúa global; o traduciendo más vulgarmente: que todo el mundo vea de dónde vienes.

Así, dejarás claro a esas modernas incómodas que te rodean, que no sólo eres no-moderna, sino que además estás orgulloso de tu pueblo o de tu ciudad. Ellos, las modernas, se quedarán picuetas y podrás darles una bofetada de impacto porque nunca se imaginarán que estés orgulloso de donde vienes, ellos, que hasta se han puesto nombre artístico en su nueva ciudad.

Para llevar a cabo este singular cometido de destruir modernas, haz con ellos lo siguiente:

  1. Organiza días de tu tierra. Una moderna que se precie JAMÁS se sentirá orgulloso de su localidad, e intentará disimular que es de Albacete así le cueste un estrangulamiento con un falso bolso de Marc Jacobs. Por tanto, si por ejemplo eres andaluz, invita a tus amigas hypsters a una sesión de chill-jazz y cuando estén todas sentadas ponles un disco de Raya Real y entona la canción “La Novia del Campesino” mientras decoras las paredes con farolillos. Su cara irá de la pokerface a la deathface y nunca más volverá a invitarte a ninguna de sus raves en sus apestosos pisos de estudiantes en alguna zona de modernas de la CDM pertinente.
  2. Desea y posee todo lo que una moderna odia. La moderna de pro siempre va en taxi, pero ella odia el transporte rodado. La moderna culta nunca ve películas pero si ve series. Lamoderna in no tiene reflex, tiene instagram en el iPhone. Déjalos KO con la siguiente receta: diles que vas a hacer un viaje para cultivar tu interior y de repente móntalos en un coche, en hora punta, camino a un centro comercial, y expresa tu deseo de mirar ofertas y comparar precios. Tu vulgaridad derretirá su lánguida figura y jamás querrán volver a estar a tu lado en un viaje más allá de cruzar el paso se cebra.
  3. Busca algo que te haga diferente. Una moderna usa pantalón de pintillo de colores porque las demás modernas lo usan. Salen en fotos pero siempre mirando hacia abajo en plan “estoy cansado de esta vida de sufrimiento” porque las demás modernas también lo hacen. Puedes diferenciarte de ellas saliendo sonriendo en las fotos, mostrando que eres optimista y que incluso si te lo propones, puedes comprar ropa en algo tipo Primark.

Y siguiendo estos sencillos pasos, mi querido lector, que vives en un océano de modernez siendo tú la mancha de aceite que ensucia, encontrás la salida, y podrás vivir en paz, acorde con tus principios. Un cálido abrazo.

Pd: le dedico este post a mi querido amigo Manolo, que lo mismo después de esto no lo es ya tanto.

Anuncios

14 comentarios en “El drama social de vivir en una ciudad de modernas y no serlo

  1. TE HAS SUPERADO, FREN! Lágrimas en los ojos, dónde si no!
    Me identifico plenamente de manera especial con el punto 3, y lo sabes, jajaja. Por cierto, cuando has concluido la entrada con “un cálido abrazo”, me has dado otra pista para contrarrestar los efectos de la modernez propios y en las propias modernas: el despedirte dando un abrazo, un abrazo de verdad. No decirle al de enfrente “un abrazo” (o “un beso”) e irte. No. Darlo. Eso desmontaría a una moderna de pro, tan nulamente habituada al contacto físico y a la muestra afectiva de sentimientos reales (no edulcorados, no histriónicos, no Gaga).
    En fin: BRAVA!

  2. Con tu foto a lo GaGa y lo que el sobaco es siempre tendencia me he estado riendo un buen rato solo en mi piso de mi guetto barrio underground (eso sí, a 20 min de Shoredich, el habitad natural de las modernas de Londres)

    Por alusiones y para que a todos les quede clara la triste realidad de la CDM donde vivo os recomiendo este video ilustrativo del Barrio Sésamo (Sesame Street, como lo llaman aquí). Creo que refleja perfectamente mi drama:

    Si para ser moderna tengo que pasar por esto prefiero que me pase por encima el cambio de guaria del Buckingham Palace.

    Yo, queridas amigas, he seguido los consejos de Deivid. Especialmente el 1 y el 3. Primark es mi fondo de armario (vamos, que voy a la oficina con jerseys del Primark y me quedo tan ancho) y conquisté el corazón de mis compañeros con un desayuno “typical Spanish” de chacinas y quesito curado (Pobrecitos, cómo si no hubieran comido en días. Cómo disfrutaron los jodios!)

    Qué más puedo decir. Un post soberbio. Gracias por dedicármelo!

  3. Cruzarme este post antes de acostarme, hace que me vaya con una sonrisa de oreja a oreja, mañana me voy al Primark que estan de ofertas 😉 tu amigo Glittercrown

  4. me he desorinado leyendo tal entrada. Mi preferida la de la sesión de jazz y ponerle el disco de raya real jajaja es imaginarse cada una de las situaciones y ya hace gracia y lo peor es q es REAL

  5. Pues yo estoy agustísimo haciendo mis lentejas y mis cocidos con toda la pringá en mi céntrico (modernas ) apartamento de Amsterdam y seguro que más de una moderna a mirao pa arriba desde su bici (oxidada y vieja, pq mientras mas oxidada, negra, sucia y vieja tengas la bici en Amsterdam, más moderna eres) y han visto como sacudo el mantel por la ventana, como buen vecino sevillano moderno de raíces que soy!
    Bueno, chicos, q me voy al mercadillo a mirar second-hand clothes, q MODERNAAA!
    :p
    David, me encanta tu blog (y la verdad es q esto de leer blogs y comentarlos es también muy de modernas, no, David??) Un abrazo

  6. MU FUERRRRTE, que gran verdad, pero mi problema es el inverso, creo que soy una moderna y he involucionado, vengo de la Sevillanía y estoy vivienda entre monte y culebras. Por lo menos aplicaré el punto 1 a mi día a día. Cuando regrese de España el próximo viaje, me traigo manzanilla “La Guita” y farolillos y monto una FERIA DE ABRIL en “tierra extraña”.

  7. Eres tan educadamente cruel que me encanta. Creo que te haré caso y me iré a un chino a comprar algo bonito para la cocina y luego presumir de ello, mostrando la bolsa de MERCACHINA, claro está.

    Un besico, nene.

  8. Rabo!!!!

    Tengo un montón de amigas modernas, y sin saberlo estaba haciendo lo correcto: compro en primark!!!!

    Lo de “el sobaco siempre es tendencia” me mató! XDXDXD
    (se nota que vos también padeces un montón de modernas en tu entorno….)

  9. “La ciudades a donde van las modernas no se han construido a base de la historia, los hechos o las tendencias, sino que se construyen por la tontería” jajajaja de mi ciudad también se dice que hay mucha tontería!!!
    Cuánta moder- hez!

    Genial Davil!!

  10. APLAUSO!!! Muy divertido. Yo es que soy propiamente de una CDM y soy de fronteras difusas, pero para mí, de todo lo expuesto, trasciende 1. Que el sobaco siempre es tendencia y 2. Que hay estampados que han hecho que me tenga que tomar un lexatin porque me han dejado los ojos en blanco y no he podido dormir.
    Y todo eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s